Una niña de 2 años en estado muy grave por tragar accidentalmente una pila de botón de litio


(Foto: Kacie, ingresada en el hospital (Facebook)

EN GRAN BRETAÑA, 14 Abril, 2017: Una niña de dos años llamada Kacie Barradell se debate entre la vida y la muerte tras ingerir accidentalmente una pila de botón ( que dan energía a relojes y demás aparatos de reducido tamaño). Su estado es crítico: los médicos aseguran que solo hay un 40% de posibilidades de que sobreviva, y si lo hace, hay un 50% de probabilidades de que quede paralizada de cintura para abajo.

El calvario de Kacie empezó en febrero. Los padres de la niña la llevaron a urgencias del hospital infantil de Birmingham (Inglaterra), ciudad en la que residen, tras un cuadro de vómitos y diarreas.

En el centro hospitalario, los médicos le hicieron una radiografía y así descubrieron cuál era el problema: en su estómago tenía alojada una pila de botón, las que suelen dar energía a relojes y demás aparatos de reducido tamaño.

La pequeña quedó ingresada y durante las primeras semanas estuvo a punto de morir: tuvo que ser alimentada por vía intravenosa y ni siquiera podía beber. Estando ingresada empezó a vomitar sangre y su estado empeoró: en su cuerpo se originó una reacción que dañó dos arterias que alimentan su espalda y que son fundamentales para el correcto funcionamiento de la columna vertebral, por lo que es probable que la niña no pueda volver a caminar si se recupera. A pesar de la gravedad de su estado, con el paso de los días ha conseguido mejorar.

Su madre, una mujer llamada Cheryl Bell, ha concedido una entrevista al medio británico Mirror para alertar a los demás padres del peligro que corren sus hijos al ingerir este tipo de objetos. Según advierte, al entrar en contacto con la saliva y los jugos gástricos, las pilas de botón de litio se descomponen formando una sustancia similar a la sosa caústica y que arrasa con los tejidos y los órganos internos, provocando tremendos daños para la salud.

“Ella podía haber muerto si no hubiera sido por los médicos. Es probable que Kacie no vuelva a andar con normalidad. Las pilas de botón son tremendamente peligrosas“, asegura la mujer.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com