OPINIÓN: Me Vestiré de Negro


Este jueves me vestiré de negro en señal de luto para exigir la construcción de la carretera San Juan-Santiago.

Me vestiré de negro porque me quieren engañar: me prometieron ejecutar esa obra y con artificios mendaces, el gobierno, mi gobierno, el Presidente, mi Presidente, por el que yo voté, no me quiere cumplir.

Me vestiré de luto porque creo que los Presidentes deben ser modelos para los/as ciudadanos/as, para los niños, los jóvenes, adultos y envejecientes, y deben darle valor a su palabra empeñada.

Me vestiré de negro porque creo en la pertinencia de la construcción de la carretera San Juan-Santiago, para el desarrollo de ambas regiones.

Me vestiré de luto porque ninguna estrategia nacional de desarrollo puede concretarse sin existir comunicación expedita entre el sur y el norte, y más específicamente entre la capital del Sur –San Juan- y la capital del Cibao –Santiago-.

Me vestiré de negro porque creo que la construcción de la carretera San Juan-Santiago es la gran utopía de los que hemos apostado por el desarrollo de San Juan y del deprimido sur, que se cae a pedazos, donde están tres de las cuatro provincias más pobres del país, sin que ningún gobierno acometa programas y políticas públicas para remediar y/o mitigar esta realidad desoladora.

Me vestiré de luto porque no se puede ser burdo e insensible con un justo clamor popular para que se construya una obra vial transprovincial, avalada por la mayoría de los dominicanos y por instituciones académicas-científicas de prestigio como la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCAMAIMA), la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) y la Universidad Católica Tecnológica de Barahona (UCATEBA).

Me vestiré de luto porque estoy cansado de que siempre aparezcan “cuartos” para el desarrollo vial de la región este, donde existen súper autovías para los oasis hoteleros donde van los ricos, mientras para hacer las obras importantes y prioritarias para el desarrollo de San Juan y del sur, nunca haya dinero ni voluntad política de los gobiernos, incluida la actual administración del bautizado “Hijo Predilecto de San Juan”.

 Me vestiré de negro porque me enfada el engaño y la mentira, consistente en que maliciosamente el Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones Gonzalo Castillo –cuya nariz supera ya en tamaño la de Pinocho- haya cambiado la ruta inicial de la carretera San Juan-Santiago por otro sendero más escarpado, intrincado y costoso, y el sanjuanero Presidente Danilo Medina Sánchez haya creído y aceptado como un bebe su burda manipulación y galimatías para desacreditar la factibilidad del proyecto vial.

Y me vestiré de luto, y todos los/as sanjuaneros/as, y todos los/as sureños/as, en cualquier parte del mundo donde estén, se vestirán de negro este jueves como señal de enojo, para recordarle a quien nos gobierna y dirige que en el Sur y particularmente en San Juan, los hombres sí tienen palabra, y a la palabra hecha promesa –CARAJO- se le da valor dándole cumplimiento. Al menos, eso me inculcó mi diosa Amancia Moreta.

Por: Rubén Moreta.

El autor es Periodista y Profesor UASD.

10 Abril, 2017.-
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com