LAS RELACIONES DE PAREJA. El matrimonio, demandas de nulidad (6 de 8)


Al procedimiento excepcional que pretende dejar sin efecto una unión en la cual no se cumplieron condiciones de fondo se denomina nulidad del matrimonio. Al respecto, la Dra. Eusebio Gautreaux nos explica que los resultados de la nulidad del matrimonio tienen efectos retroactivo, por lo que se procederá como si el mismo nunca hubiese sido celebrado, como si el esposo y la esposa nunca estuvieron casados, respecto a quien hubiese actuado de mala fe. Sin embargo, para el cónyuge de buena fe y para los hijos y las hijas de este matrimonio producirá efectos civiles y para ellos se validan los derechos adquiridos de la unión.

La demanda en nulidad o impugnación del matrimonio contraído en violación a las disposiciones de la ley 659 puede ser interpuesta en los siguientes casos:

    La falta de consentimiento del hombre o de la mujer.
    El enlace celebrado entre menores de edad sin consentimiento del padre y de la madre.
    Prohibiciones por parentesco consanguíneo y/o ficticio sancionado por la ley.
    Cuando uno de los contrayentes ha sido condenado por la muerte del anterior cónyuge.
    Cuando una de las partes padezca demencia.
    Por ausencia del consentimiento de los ascendientes: madre, padre, abuelo y abuela o del consejo familiar.
    Error de la persona, cuando uno de los cónyuges ha dado su aprobación  porque suponía que estaba uniéndose en matrimonio a otra persona.

Pueden demandar en nulidad del matrimonio:

    El o la cónyuge que haya padecido el error.
    El ministerio público.
    Quienes lleven un interés en el asunto.

No procede la demanda en nulidad:

    Cuando el esposo y la esposa han convivido y hecho vida continuada durante los seis meses posteriores al momento en que el cónyuge ha recobrado su plena libertad de acción o que hubiere reconocido el error.
    Si se ha producido la aprobación del matrimonio del o la menor de manera tácita o expresa.
    Cuando se deja transcurrir un año sin hacer reclamación alguna.
    Cuando se intenta la demanda por personas que no tienen calidad para ello.
    Cuando el o la cónyuge deja transcurrir un año después de cumplida la mayoridad, en que ya no es necesario el consentimiento.
    Cuando, celebrado  entre cónyuges que no tienen la edad requerida, hayan pasado seis meses después de haber cumplido la edad.
    Cuando la mujer que no tuviese la edad requerida haya concebido antes de terminar los seis meses.

Puede probarse que se está casado o casada mostrando el certificado de matrimonio, constancia de que el enlace se encuentra registrado en la Oficialía del Estado Civil correspondiente. No constituye prueba válida para el matrimonio ni dispensa a quienes invoquen la obligación de presentar el certificado, la posesión de estado.

Los hijos de aquellos quienes convivieron públicamente como esposos y ya murieron, cuando hayan sido considerados como tales, su legitimidad no puede ser puesta en duda por el defecto de la falta de presentación del acta, siempre que esta legitimidad se pruebe por una posesión de estado que no se contradiga con el acta de nacimiento.

El matrimonio declarado nulo produce efectos civiles respecto a los cónyuges y respecto a los hijos, cuando se ha contraído de buena fe. Cuando uno de los contrayentes ha actuado fraudulentamente, el efecto civil solo lo será con respecto a la parte que actuara de buena fe, lo que se conoce como matrimonio putativo.

Las acciones fraudulentas o faltas a las normativas con respecto al matrimonio pueden ser cometidas, tanto por las partes contrayentes como por el Oficial del Estado Civil y en cada caso el Código Penal contempla sanciones.

Entre las obligaciones de funcionarios y funcionarias que hayan autorizado un matrimonio figura la de depositar y hacer inscribir en la Oficina del Estado Civil de su jurisdicción los documentos, certificados, pruebas y manifestaciones escritas que son indispensables y se exigen y en la ley dentro  de los diez días siguientes a la celebración del matrimonio. El Oficial del Estado Civil que haya instrumentado la unión legal recibirá como constancia y para fines de archivo un recibo de esos documentos, en el cual se haga constar la fecha en la cual se produjo la entrega.

Cuando en una Oficina del Estado Civil se rehusaren recibir, archivar o inscribir los certificados y/o demás documentos, debe consignarse por escrito las razones para ello. Corresponderá al Juzgado de Primera Instancia, a solicitud de parte interesada, ordenar, si procede, hacer la inscripción, además de otorgar la certificación que indique que se instrumentó el matrimonio.

Las penas contra el o la funcionario/a que hubiese autorizado el matrimonio y no cumpla lo establecido en relación con la inscripción de los certificados y pruebas del enlace cuando se le haya juzgado correccionalmente y sea establecida su culpabilidad, consistirán en prisión de uno a tres meses y multa.

La ley 659 sanciona a quienes, estando al frente de una Oficialía del Estado Civil en calidad de actuante o de suplente, incurran en falsedad de escritura con penas previstas por el Código Penal en sus artículos 145 a 147. Tales delitos consistirán en:

    Simular que ha ocurrido lo que no fue, presentando como si las partes lo hubiesen dispuesto de esa manera, una de las violaciones más graves a las leyes penales y a los derechos de las personas.
    Contrahaciendo o fingiendo letra, firma o rúbrica.

    Alterando la naturaleza de los actos, escrituras o formas.
    Suponiendo en un acto la intervención o presencia de personas que no han tenido parte en el mismo.
    Intercalando escrituras en los registros u otros actos públicos después de su confección o clausura.
    Desnaturalizando de manera fraudulenta la naturaleza del acto y sus circunstancias, desconociendo la voluntad de las partes, estableciendo convenciones diferentes que las que las partes han pactado, presentando hechos falsos u otros que no fueron realmente aprobados.

    Alterando las fechas.
    Dando copias de un documento supuesto.
    Estableciendo una declaración diferente a la original.
    Imitando firmas en escritura auténtica o pública calcando o alterando escrituras o firmas.
    Estipulando otras convenciones ya cerradas.

Otra faceta de la falsedad en la presentación de los datos puede provenir del hombre o de la mujer que pretende contraer matrimonio, cuando oculta o intenta engañar al o la Oficial del Estado Civil encargado, cuando conoce que en su contra opera una de las razones que provocan el impedimento para la celebración del matrimonio. En tales casos, el o la infractor/a será castigado/a de la siguiente manera:

    Si el matrimonio no se ha celebrado, se castigará la tentativa con pena de uno a dos años de prisión correccional.
    Cuando el matrimonio se ha celebrado, con la pena de reclusión.

Cuando una parte ignora los engaños de la otra, el engañado será considerado inocente desde el punto de vista penal, pero el matrimonio surte efectos civiles para su persona y la de sus hijos.

ÁGUEDA RAMĺREZ DE RODRĺGUEZ

24 de abril, 2017
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com