En la ciudad se le saca provecho al árbol caído


EN SANTO DOMINGO, Abril, 22, 2017: Los restos de árboles cortados en los espacios públicos del Distrito Nacional están siendo bien aprovechados a través de un programa que consiste en transformar estos desechos en abono orgánico que sirve para la arborización de la ciudad.Las ramas y troncos de diferentes diámetros, y aquellos árboles que por razón justificable deben ser desarraigados de zonas urbanas, son llevados a un espacio próximo a la avenida La Salud casi esquina Luperón, en la acera este-oeste del Mirador Sur.

Allí, varias máquinas convierten estos restos vegetales en un material triturado, que posteriormente se descompondrá y será utilizado como abono para el mejoramiento de los suelos y cubierta vegetal de los parques. Se utiliza, además, en jardines y en el arbolado de la ciudad.

El proyecto, que actualmente cuenta con tres máquinas trituradoras, ayudará a disminuir la cantidad de residuos orgánicos en la ciudad de Santo Domingo. La iniciativa forma parte del Plan de Manejo de Arbolado y se enmarca dentro de una política de gestión ambiental del cabildo.

Sin embargo, estos restos vegetales duran hasta tres y cuatro meses para descomponerse y convertirse en compost o abono orgánico gracias a microorganismos y factores atmosféricos como las lluvias. Según informó el director de Gestión Ambiental del Ayuntamiento de Distrito Nacional, Fernando Campos Guzmán, próximamente esta alcaldía pretende potencializar este proyecto con la incorporación de una máquina que permitirá triturar mayor cantidad de este tipo de desechos en menor tiempo y que acelerará el proceso de descomposición.

Actualmente, la alcaldía trabaja en identificar el lugar donde estaría ubicada la máquina procesadora. Desde ya se apunta a unos terrenos ubicados en la avenida Jacobo Majluta.

El equipo no pudo ser instalado en el parque Mirador Sur por la resistencia de los residentes que viven en los alrededores de este “pulmón natural”, quienes alegaron que esto podría despreciar el valor de la exclusiva zona.

El programa de convertir los desechos de los árboles en abono orgánico se viene desarrollando desde el 2010, a raíz de la donación de equipos de poda que hiciera La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) a este cabildo.

“¿Cuántas toneladas vamos a procesar nosotros?... Vamos a ver, pero será suficiente material orgánico como para que se sienta la disminución de los residuos orgánicos en la ciudad”, dijo Campos.

Y es que esta iniciativa, impulsada en la saliente sindicatura de Roberto Salcedo, ha significado un ahorro en el presupuesto del Ayuntamiento del Distrito Nacional, ya que este cabildo genera el compost utilizado en la reforestación urbana.

“Solamente compramos fertilizante para un vivero que tenemos en la urbanización Fernández, donde se multiplican las plantas ornamentales y forestales que utilizamos en la ciudad”, subrayó.

Según informó Amancio Pereyra, director del departamento de Información Ambiental del ayuntamiento capitalino, una tonelada de este material para uso energético puede costar hasta 35 dólares en el mercado.

Precisó que aunque producir una tonelada de abono sale aproximadamente en 300 pesos más que llevar este desecho orgánico al vertedero Duquesa, ubicado en Santo Domingo Norte (evaluación del 2010), los beneficios ambientales y económicos obtenidos resultan rentables para la Alcaldía del Distrito Nacional.

/El Caribe/.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com