Mencía, un pueblo donde se pierde la dominicanidad


EN PEDERNALES, 05 Marzo, 2017: P Para no morir de hambre muchas familias de Pedernales han optado por abandonar la provincia, situación que aprovechan haitianos indocumentados para ocupar viviendas y predios.


De 102 casas construida en el 1989 por el entonces presidente Joaquín Balaguer, en la comunidad de Mencía, en la zona montañosa, casi todas fueron abandonadas por los dominicanos que las usaron durante dos décadas.


Mientras otra gran cantidad están agrietadas o a punto de desplomarse y la gente dice que teme morir aplastada por los techos.

Muchas están habitadas por familias haitianas indocumentadas llegadas al lugar como braceros para realizar labores agrícolas.


Nicolás Corona, productor cafetalero, narra cómo fueron asentados en el proyecto AC- 90 del Instituto Agrario Dominicano y después dejados abandonados a su suerte.

“La situación de dejadez por los gobiernos que hemos tenido en los últimos años ha provocado que la colonia agrícola de Mencía esté ocupada por los extranjeros, los cafetales están en condiciones precarias, la ganadería está en el suelo y las casas se están cayendo, no hay forma de que la gente pueda sobrevivir por aquí”, sostuvo.

En el casos de las comunidades Las Mercedes y La Altagracia, en Pedernales; así como La Colonia y La Palma, en Oviedo la presencia de haitianos es masiva con relación a la dominicana.

Para el dirigente comunitario Pedro Heredia, sólo con la intervención directa del presidente Danilo Medina se puede enfrentar la situación.

Heredia calcula que más del 70 por ciento de las viviendas de la zona están abandonadas o ocupadas por haitianos. En otros casos se observan agrietadas y cayéndose.

“Nosotros pedimos que el presidente de la República declare en estado de emergencia a Pedernales y tome medidas para rescatar la zona”, dijo.

Dioni Sánchez

Estas parecen ser las pruebas palpable de la denuncia del senador peledeísta Dioni Sánchez de que Pedernales se está quedando solo por la falta de empleos y las malas condiciones existenciales de sus habitantes.

Pero también su alarma por lo que define como una invasión masiva y pacífica de haitianos a la zona.
“Sé que ustedes fueron a la escuela de la comunidad Aguas Negras, yo también fui en una ocasión y en una aula con 44 estudiantes, 40 eran haitianos, y eso no puede ser”.


A juicio del legislador el cierre de empresas privadas como la mina de bauxita, el trabajo a media de la zona franca y el cierre de otro parque de clasificación de ropas en el municipio de Oviedo no son suficientes para atender la demanda de la población.

Dijo que a las familias que se están yendo de esta provincia no se le puede obligar a quedarse, pues no hay fuentes de empleos ni condiciones de vida.

Dijo que el tirano Rafael Leonidas Trujillo creó varias provincias en la línea fronteriza con el propósito de que fueran las centinelas de la Patria.

“La idea siempre ha sido que poblaciones como Pedernales, Independencia, Bahoruco y Barahona sean muros de protección de la línea fronteriza, pero se ha ido desvaneciendo por la falta de apoyo de los distintos gobiernos que hemos tenido”, dijo el legislador oficialista. 

Planteó que las organizaciones no gubernamentales “que viven denunciando que en la República Dominicana se maltrata a los haitianos debían solicitar a los organismos internacionales la instalación de empresas en la frontera para que tanto dominicanos como haitianos puedan trabajar”

Sánchez dijo que los habitantes de aquí tienen las opciones de emigran a las grandes ciudades como Santo Domingo, Santiago y otras provincias con mejores condiciones de vida o se dedican “a pescar drogas” en las costas.

Lamentó que los ministros de Turismo, Francisco Javier García; de Agricultura, Angel Estévez y el director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Emilio Toribio Olivo, no le interese ayudar esta provincia. “Ni ellos ni sus representantes vienen aquí”.

El gobernador

De su lado, Cruz Adán Heredia Pérez, gobernador provincial, tiene una opinión distinta a la del senador Dioni Sánchez, y no cree que haya invasión de haitianos en la zona.

Dijo que como es normal en todas las fronteras del mundo, muchos haitianos entran diariamente a la República Dominicana, hacen negocios, diligencias, pero en la mayoría de los casos retornan a su país.
Detalló que también muchos dominicanos cruzan del lado haitianos y vuelven al país, “eso mismo hacen ellos, vienen pero vuelven a su país”.

Sin embargo reconoce que hay muchos casos en que los haitianos se han casados con dominicanos y han optado por quedarse a vivir en territorio dominicano.

Las construcciones

Está esperanzado en que cuando se solucionen los conflictos con la tierra de Bahía de Las Aguilas llegarán las inversiones.
“Pero también inversionistas dominicanos y extranjeros quieren construir al menos 14 hoteles entre Pedernales y Cabo Rojo, esto generará miles de puesto de trabajo que redundarán en beneficio de todos los pedernalenses”, afirmó Heredia Pérez.

Dice que aunque la situación está difícil por la falta de empleos, confía en que la situación mejorará en un corto tiempo.

Dijo que sin importar las condiciones de la zona, los residentes de esta región deben educarse y capacitarse en el manejo del agro, la pesca, ganadería, costura, y en la siembra de café, cacao, aguacate, así como de cítricos.

“Aunque se que hay muchos pesimistas, en la frontera hay un gran movimiento de la economía, comenzando con el mercado entre las dos naciones, el área de la construcción, ferretería, supermercados, negocios de bebidas y otros.

Víctor Martínez / El Nacional
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com