La misteriosa desaparición de una familia entera en Francia



EN FRANCIA, 01 de marzo, 2017,  [AFP]: Unos sellos en la puerta de la casa de una familia cuyos miembros, los padres y dos hijos de 18 y 20 años, están desaparecidos desde el 16 de febrero, in Orvault, cerca de Nantes, oeste de Francia, el 24 de febrero de 2017

La misteriosa desaparición de una familia francesa aparentemente normal, que no ha dado señales de vida desde hace 11 días y en cuyo domicilio se hallaron rastros de sangre, suscita interés e inquietud en Francia.

Pascal y Brigitte Troadec, ambos de unos 50 años de edad, sus hijos Sébastien (21 años) y su hija Charlotte (18) están desaparecidos desde el 16 de febrero. No acudieron a sus trabajos, y sus teléfonos móviles están silenciosos.

La policía, alertada por la hermana de la esposa --inquieta por la falta de noticias-- , acudió al domicilio familiar, una casita del barrio residencial de Orvault, a unos 10 km al norte de Nantes (oeste de Francia).

La policía registró concienzudamente el domicilio, y descubrió rastros de sangre pertenecientes a varios miembros de la familia, "algunos de los cuales habían sido limpiados", indicó el lunes por la noche la fiscalía.

El coche del hijo, habitualmente estacionado frente a la casa, había desaparecido. Los dos automóviles de los padres sí fueron hallados en el domicilio.

Ante estos inquietantes elementos, la fiscalía ha abierto una investigación por "homicidios voluntarios y secuestros".

"Era una persona simpática pero discreta" dice del padre, nacido en 1966, un colega de trabajo. "No hablaba mucho de su vida personal o de su familia" explica a la AFP.

Pascal Troadec, que tenía que reincorporarse al trabajo el viernes pasado, estaba empleado desde hace unos 10 años en una pequeña empresa especialista en la fabricación de rótulos.

Su esposa, Brigitte, nacida en 1967, estaba empleado en un centro de impuestos de Nantes. Sus dos hijos eran ambos estudiantes.

Según una fuente cercana al caso, y según vecinos, el padre había padecido "disturbios depresivos en el pasado". El hijo, por su lado, había "sufrido fragilidades psicológicas".

El joven fue imputado en 2013 por amenazas a personas pero no fue encarcelado debido a su edad, reveló la fiscalía.

/Yahoo.com/.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com