OPINIÓN: Los pseudo choferes deben incluirlos en esa campaña


Para nadie es un secreto que los accidentes de tránsito en este país han pasado a constituirse en una pandemia, con la funesta estadística de más de 3 mil muertos por año. Es una preocupación colectiva, en la que todos los sectores nacionales deben involucrarse en buscar soluciones, para al menos hacer los intentos por disminuir esa retranca. 

La mayoría de los accidentes son por imprudencia cometida por conductores de vehículos. Entiendo cae como anillo al dedo la campaña gubernamental que persigue contrarrestar la ocurrencia de accidentes de tránsito, por los motivos que sean.

Me he tropezado en las redes, en especial en you tube, con vídeos e infografías que tienen títulos sugerentes como “Párate en rojo”, “peatón cuídate”, “Usa el cinturón de seguridad”, “No te enredes manejando”, “Como la jon´del diablo”, “Las luces no están de lujo”, “No armes desorden”, “Señales en el pavimento”, etc.

Preparados por la Dirección General de Comunicación de la Presidencia de la República, en algunos de esos materiales se han usado vídeos de accidentes de tránsito con saldos de víctimas fatales, captados por cámaras de seguridad instaladas en céntricas avenidas de la Capital.

Consideramos esa campaña debe tener mayor profusión en los medios electrónicos y en las redes sociales. Pero además hacer partícipes de ella a los choferes de guaguas y carros públicos afiliados a Fenatrano, Conatra, Unatrafín, CNTU, y demás siglas de pseudo sindicalistas. Y hasta los de vehículos privados.

Habrá quienes tengan sus dudas, y hasta critiquen el hecho de que sea una iniciativa que haya surgido de las instancias del poder público y/o político. Pero en honor a la verdad que un problema mayúsculo como ese, bien merece que tenga un respaldo unánime, sin importar colores de banderías políticas, credo religioso, ni de ninguna otra índole.

Algo muy importante es que se ha hecho viral el contenido de la campaña a través de la participación de miles de ciudadanos vinculados a las redes sociales, periódicos digitales y blogs, o ya sea por canales de cable, canales nacionales, emisoras, empresas, entre otras entidades.

Por el comportamiento que exhiben los choferes de guaguas públicas, en especial las denominadas “voladoras”, y hasta los propios carros de concho, calles y avenidas del Gran Santo Domingo son lugares exclusivos para ellos movilizarse de la forma que sea, sin importar la forma atropellada que lo hagan. Pero también hay conductores privados actúan de idéntica forma.

En física aprendimos que impenetrabilidad es cuando ningún cuerpo puede ocupar al mismo tiempo el lugar de otro. Simple lógica. Pero en la cotidianidad de nuestras calles vemos a diario choferes de guaguas, carros públicos y privados que quieren rebasar atropelladamente, sin importar las consecuencias. Y en eso la autoridad debe poner todo su empeño.

Con los motoristas hay una situación crónica. Siete de cada 10 muertes por accidentes involucran motocicletas. Esto indica que un alto porcentaje de motociclistas andan en las calles como chivos sin ley. Eso es palpable día por día.

La ley que recién aprobó la Cámara de Diputados, relativa a crear el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre, deberá estar umbilicalmente unida a las ejecutorias que deriven del decreto 263-16, que crea la Comisión Presidencial para la Seguridad Vial que, entre sus atribuciones, persigue reducir las lesiones y muertes ocasionadas por accidentes de tránsito.

Por Felipe Mora.

22 NOVIEMBRE, 2016.-



Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com