OPINIÖN: La Evolución Humana Versus la Superstición Religiosa


Los profesores dominicanos y los medios de comunicación siguen privilegiando el conocimiento y difusión de la “teoría de la creación divina” o su derivación más estilizada denominada “diseño inteligente”, con lo cual promueven la superstición religiosa.

Los maestros  echan al zafacón las explicaciones paleontológicas-antropológicas que describen la evolución del género humano y del  universo en general, las cuales han esclarecido que hacen 13,500 millones de años apareció la materia y la energía, a partir del big bang, con lo cual se inició la física;  trescientos mil años después  aparecen los átomos y las moléculas, dando inicio a la química; 4,500 millones de años atrás se formó la tierra y que hacen 3,800 millones de años aparecieron los primeros organismos, dando inicio a la biología.


La escuela dominicana no enseña que hacen seis millones de años surgió en la cálida región austral africana la última abuela común de humanos y chimpancés, y que hacen dos millones y medio de años se da la evolución del género homo en África, y que estos fabrican los primeros utensilios líticos.

Los profesores del país no estudian ellos ni promueven la lectura de los libros El Origen de las Especies (1859) y

El origen del Hombre (1871), autorías del biólogo y paleontólogo británico Charles Darwin, textos básicos para poder comprender el fenómeno de la evolución humana.

Los educadores no ayudan a comprender que los seres humanos somos primates (los primates incluyen los monos, a los simios y a nosotros los  humanos).

En nuestros planteles escolares no se enseña que los humanos estamos genéticamente bien cerca de los chimpancés, al punto que en las regiones del genoma compartidas entre ambas especies, son idénticas en un 99%.  El 29% de las enzimas y otras proteínas codificadas por los genes en chimpancés y humanos son idénticas en ambas especies.  De los cientos de aminoácidos que componen cada proteína, el 70% de las proteínas no idénticas sólo difieren entre humanos y chimpancés en un promedio de dos aminoácidos.

Finalmente, hay que saber fue hacen seis o siete millones de años que el linaje humano se separó del linaje de los chimpancés.

A pesar de la superstición religiosa, el origen evolutivo de los organismos –incluyendo los seres humanos- es una conclusión científica establecida más allá de toda duda.

Más claro ni el agua.


Por Rubén Moreta

El autor es Profesor de Sociología UASD.

10 NOVIEMBRE, 2016:



Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com