Rogelio: Escuela Cándido Clase Peña es “maravillosa”. Antes planteles eran enramadas


Para Rogelio Beltrán Hernández, la Escuela Básica Cándido Clase Peña es “algo maravilloso” para  Hacienda Estrella.

El plantel escolar será entregado hoy a los pobladores de la Hacienda Estrella por el presidente Danilo Medina.

Allí serán acogidos estudiantes de numerosos sectores. Entre estos, Hacienda Estrella, La Campaña, Villa Esperanza y Villa Marino. También, La Esperanza, Villa Estrella y el barrio La Altagracia.

No había visto estructura de esta magnitud
En sus 70 años Rogelio sólo había visto centros de estudios construidos en enramadas de madera.  Es agricultor y miembro de la “Junta de Vecinos Paz y Humildad” de esa comunidad. Lleva medio siglo viviendo en la Hacienda Estrella.

“En mi historia de anciano, no había visto una estructura de esta magnitud por la zona. Aquí antes las escuelas eran de madera y enramada, y se mojaban”.

Cuenta que antes el lugar que ocupa la escuela era un monte dedicado a la ganadería y luego a la agricultura.

Nunca pensaron tener algo tan maravilloso
“Nosotros nunca pensábamos que íbamos a tener algo tan maravilloso para esta comunidad”, expresó Beltrán Hernández.

“Lo bueno es que no solamente es este plantel”, dice. “Tenemos tres escuelas similares con la misma capacidad”, resalta con regocijo.

Felices por dotarlos de uniformes, cuadernos y comida
Señaló que los padres y jóvenes están tranquilos y satisfechos con la Jornada Escolar Extendida. A los estudiantes se les dota de uniformes, cuadernos, desayuno, almuerzo y merienda.

“La gente está contenta, y todos los días dicen: ¡gracias a Dios que nos diste un presidente con tantas virtudes!”. “¡Que Dios bendiga ese señor por desarrollar la educación en el país y en la Hacienda Estrella!”.

Rogelio valoró que la educación sea sana y de calidad. Además, que a los profesores se les capacite mejor para impartir docencia.

Los niños estarán cómodos en aulas amplias
De su lado, Ignacia Moreno Mambrú, directora del centro educativo, dice sentirse sumamente feliz.

Tiene razones de sobra, pero la principal es que los niños estarán cómodos en aulas amplias y limpias.

“!Ay, son tantas cosas al ver la nueva escuela! ¡No sabemos cómo manifestar la felicidad!”, expresa con entusiasmo.

Antes: dos escuelas juntas, 60 estudiantes por aula
“Antes estábamos muy incomodos porque funcionaban dos escuelas juntas. Tuvimos que pedirle un espacio al sacerdote de la iglesia”.

Moreno Mambrú relata que todo era muy incómodo. Los niños se sentaban muy pegados y había 60 estudiantes por aula.

¿Cuándo nos mudamos?
Ignacia resalta que en el nuevo plantel las áreas que más les gustan son la de inicial y la administrativa.

“La misma comunidad expresa que es una felicidad constante el tener una nueva escuela”, afirma. “Siempre preguntan cuándo es que nos vamos a mudar”, enfatiza.

Comida tapará un hueco
Pondera de manera positiva el desayuno, el almuerzo y la merienda que se ofrece en Jornada Escolar Extendida. A su juicio, estos han tapado un hueco en las casas de familias de bajos recursos económicos.

¡Si falta algún detallito, la carga se arregla en el camino!
Ignacia entiende que la Jornada Escolar Extendida es buena. Esta permitirá ofertar en las escuelas públicas un aprendizaje de calidad. “Y si falta algún detallito, la carga se arregla en el camino”, comenta con seguridad.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com