Percival Peña amenaza con recurrir al “ojo por ojo” si le pasa algo a su hijo


SANTO DOMINGO, 26 octubre 2016: El general retirado Rafael Percival Peña amenazó hoy con dar una “respuesta física” en caso de que su hijo John Emilio Percival Matos, sea “ejecutado” por las autoridades antes de que se compruebe su participación en el asalto a un camión de valores en Bella Vista, donde fue asesinado un empleado de seguridad y otro resultó herido. Los ladrones robaron RD$3.5 millones.


Cuestionado sobre  qué haría  si matan a su hijo sin probarle que  este está implicado en el atraco, dijo que lo que hará será “dejárselo a Dios. Porque aquí se sabe quién lo va a ejecutar y nosotros vamos a tener una respuesta física”. 


Cuando el entrevistador insistió en qué haría si la vida de su hijo peligra respondió: “No subestime mi inteligencia. Yo le estoy contestando. Por un ojo, lo’ dos ojos; por un diente, to’ lo diente de la boca”, dijo el exgeneral de las Fuerzas Armadas.

En una entrevista con Salvador Holguín, transmitida esta mañana por el canal 45, Percival Peña dudó que su hijo sea el cabecilla detrás de ese asalto, como aseguran las autoridades, sin embargo, no descartó la posibilidad de que haya participado en el hecho.

“Yo, particularmente te quiero decir: una operación de esa naturaleza, yo conociendo a mi hijo, ¿la va a dirigir él o hay otras figuras detrás de esto, tras bambalinas? Porque para nadie es un secreto que la tierra se lo ha tragado”, dijo.

Sobre las acusaciones contra su hijo aseguró que las autoridades “no tienen evidencias”  y que lo único que tienen es las declaraciones de uno de los apresados por el asalto en la Charles de Gaulle, el 4 de agosto. “Todo es ‘que me dijeron’ entonces cuando ‘me dijeron’ se hace mucho daño”, razón por la cual dijo que, de ser llevado a la justicia, el caso se caería.

Pero aseguró que, de comprobarse la participación de su hijo en el asalto en Bella Vista, ocurrido el 14 de septiembre, y el robo a un mensajero en La Sirena de la Charles de Gaulle, que había sucedido el cuatro de agosto, dijo estar dispuesto a entregarlo a las autoridades. En este último,  cuatro personas resultaron heridas, y fueron robados de 1.4 a 4 millones de pesos.

Están enemistados

Sobre la relación con su hijo y la posibilidad de tener contacto con él y saber su paradero, dijo que están distanciados hace más de tres meses, pero se negó a explicar las razones.

“(Estamos) disgustados como se disgustan los padres por alguna razón... Los hijos a veces decepcionan a los padres”.

Previamente, había dicho que a veces los padres “tomamos un camino y quizás nuestro hijo tomó otro camino, lo quiero decir públicamente. Quizás yo tomé un camino, de hacer oposición política y mi hijo tomó otro camino”.

“Yo no he tenido contacto con mi hijo, y quisiera tener contacto con mi hijo. Porque yo sé cómo actúa esa estructura medieval, corrupta, de la cosa nostra que nosotros tenemos en el país”.

Al referirse al paradero de su hijo dijo: “La pregunta que yo me hago ¿cómo es posible que un individuo se desaparezca del país? Porque hay tres opciones: o lo ejecutaron, lo desaparecieron, o está fuera del país o está en el país. Ahora, si está aquí en el país tiene vinculaciones con la Policía Nacional.”

Insiste hay policías apresados

Percival Peña insistió en que hay dos agentes de Policía arrestados por el robo y dijo no saber por qué las autoridades “insisten en negarlo”.

Dijo que eso se la confirmó Manuel María Mercedes, representante de los Derechos Humanos. Según consta en reportes de prensa, fue Virgilio Almanzar, de Derechos Humanos quien dijo el 26 de septiembre que había un oficial de esa institución arrestado, pero la Policía lo negó.

Sobre allanamiento

Al referirse al allanamiento de que fue objeto su residencia, el 18 de septiembre, luego de que una orden de captura contra su hijo destapara la supuesta vinculación con el asalto. Dijo que cargaron con sus armas, con las grabaciones de las siete cámaras de vigilancia que dice tener instaladas y que dos de los agentes que entraron a su casa le estaban apuntando al pecho con un rifle M16.

“Lo más grave de todo esto es que, cuando se hace el allanamiento en mi casa, el 18 de septiembre, yo, antes de abrirles la puerta, les digo: ‘todo lo que ustedes van a hacer esta grabado aquí’, porque en mi apartamento yo tengo siete cámaras, incluyendo el parqueo. Cuando abrieron, habían dos (hombres con) pasamontañas de esos topos, me imagino que le dicen, pegados a la pared, a menos de cuatro pies, apuntándome con una M16 los dos, al pecho.”

Dijo que el fiscal que ejecutó el allanamiento, quien dijo se llama Kelvin Colón, subió al apartamento quince minutos después que los policías y fue entonces cuando se le mostró el acta judicial que autorizaba la revisión.

“Quince minutos después, a las 9:21 de la noche, yo le digo ‘¿dónde está el acta de allanamiento? a los oficiales, ninguno sabe. ¿Dónde está el fiscal? Ustedes tienen que tener autorización, como dice la ley, de un juez. Igualmente, a los quince minutos, subió Kelvin Colón con la orden. Me la entregó. Después que me pidieron lo que andaban buscando, según fuentes de informaciones de inteligencia, un M16. Yo no tengo M16.”

Se dice perseguido

Durante su intervención, Percival Peña aseguró ser él, y no su hijo, el objetivo de una supuesta persecución. 

 “A mí no me cabe la menor duda de que esos antros que hay dentro de la Policía, para hacerle daño a una persona y manipular una investigación de esa índole, como se ha manipulado, y dar información con los soldaditos de Marchena (usó ese término para referirse a miembros de la prensa que dice están comprados en su mayoría) para hacer daño al padre, porque no andaban buscando la cabeza de John, él sabe más que yo que al que andaban buscando era a esta persona que está aquí”.

“Me siguen persiguiendo a mí y acosando en retaliación. Pueblo dominicano, vamos a ver: 24 de octubre 8:30 de la noche. Yo salí de mi casa, Los Prados al Ensanche Ozama, a la casa de Virgilio Almanzar, presidente de los Derechos Humanos, que me quería ver y que habían unas reuniones de los compañeros ahí (…) antes de salir, ya yo veía la cola que yo tenía, cola e’ la persecución. Voy a dar marca y nombre del carro: un Nissan azul, con tres personas, y un motor”.

“Les advertimos al procurador de la República (Jean Alain Rodríguez) y a Yeni Berenice que la Policía es auxiliar del ministerio público. Saliendo de aquí, nosotros vamos a depositar una carta, de nuevo, otra más, al procurador de la República que la vamos a dar a conocer, eso es motivo de la persecución, del acoso, de la retaliación que hay contra nuestra persona, y que no paran.”

Dijo tener información de  “que hay estructuras dentro de la Policía que le quieren hacer daño al jefe de la Policía (mayor general Nelson Peguero Paredes). Estructuras que montan eso para hacerle daño  al jefe de la Policía.”

“Y por eso mismo que yo he dicho, de lo del jefe de la Policía del daño, es que grito que a mí no me cabe la menor duda de que los que me están persiguiendo saben, porque yo lo he externado por el celular”,  dijo que su teléfono  está intervenido desde hace más de cinco años. 

Fuente://ListinDiario/.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com