OPINION: EN LA GUERRA Y EN EL AMOR NO TODO SE VALE


A menudo escuchamos la frase opuesta al título de que en la guerrea y en el amor todo se vale, y generalmente, echa mano de ella quien está en falta y siente los gritos de su conciencia; los que pretende acallar con un  auto engaño sobre que está en lo correcto;  cuando sabe, que traiciona la amistad, se traiciona  a sí mismo y a  su dios;  cuando este elemento es base de sus creencias.

Hoy quiero ser, tal vez, la primera voz que  lo desmiente de esta manera y de no ser, entonces quiero  unirme a los que lo han hecho.

¿Cómo ha de valer todo? Aceptar que sí, sería ir contrario a lo lógica y cuando uno va contrario a la lógica, entonces entramos en  un absurdo.

Por ejemplo, yo pregunto: ¿Cómo podría valer el odio, la envidia y la traición hacia el ser que amas? Sería imposible que estos existan mientras viva el primero.

Los malos tratos físicos, verbales o morales, a los seres  que amas, tampoco caben.   Bueno…, tal vez justificas  un castigo como señal de corrección a tus hijos, o tal vez te escudas en que lo ignorabas ,o me cites a los proverbios  capítulo 3 Versículo 11 y 12, pero recuerda que Dios sabe de justicia y equidad verdaderas.

Somos muchos los que mal interpretamos una corrección como equivalente a un castigo, la corrección no puede ir mas allá de lo estrictamente necesario para  encausar al enderezamiento  de una conducta, el castigo, por el contrario, lleva una alta dosis de venganza y de saña.

En realidad, muy pocas personas saben amar o desean  amar, la mayor parte deseamos que nos amen, pues el amar conlleva sacrificios  dado por convicción y voluntad propias, a veces en contra de lo que desea la persona objeto de, muchos quisieran por ejemplo, que no hagas el sacrificio porque lo ven como cuando cargas por ellos, lo que no merecen que hagas, pero aun así, la persona emisora de,  sacrifica y con gusto carga.

Cuando amas, aunque estés en ventaja no tomas para ti más de lo que es debido, (a veces tomas menos),  ni  pones tus cargas en los hombros ajenos, muy por el contrario como ya expresé, a pesar del peso de las tuyas, asume la ajena.  Es complicada e inexplicable muchas  veces la conducta de quienes  aman.

Es loable amar, pero recuerden que hay dos amores que jamás debe dejar de lado, para amar al prójimo.

El primero, es el Amor a Dios, ese ser inmaterial que encuentras al poner tu corazón en una oración y el segundo es a ti mismo,  lo que llamamos amor propio.  Ojo, no lo confundamos  con el egoísmo.  Están tan cerca estos términos o conceptos, como las palabras  cima y sima, al escribirla solo una letra las diferencia, pero en la práctica o la realidad,  la distancia  o diferencia  es total .  Y, al llegar el amor al prójimo, recordando el mandamiento de  que lo ames tanto como te amas tú. No más que…

Así como hemos visto no se vale todo en el amor;  la guerra también tiene sus reglas:   la traición o las perfidias no son válidas, ni el daño indiscriminado. Hay lugares sagrados a los cuales no se puede hacer daños, como los monumentos culturales, los hospitales o las escuelas, a los civiles y no combatientes, se le debe respetar el derecho a la vida y dispensar un trato especial.

No se vale saqueos y robos a las cosas de los vencidos, que llamamos comúnmente botín de guerra, son tantas las reglamentaciones de la guerra, que existen cuatro convenios y  tres protocolos adiciones, existen diccionarios  sólo contentivo de estos términos. Las fuerzas armadas tienen un manual claro y preciso sobre el derecho de la guerra, en fin instrumentos para tal regularización.

Así que, a partir de este momento, le sugiero que borre de su acervo, el refrán de dice  que “en la guerra y en el amor todo se vale”.

Hasta la próxima.

Doctor Darío Nin.

30 OCTUBRE, 2016.-
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com