Memoria de huracanes y tormentas: ¿Recuerda a David, George y Federico?

 
EN SANTO DOMINGO, 4 octubre, 2016: ¿Lo vivió?  ¿Lo recuerda? Fue en 1930, el ojo de un huracán terrible arrasó la ciudad de Santo Domingo. Y, en 1979, David sacudió a un país que terminó arrodillado con la tormenta Federico. Y, George, hace 18 años, nos recordó que los huracanes están en la agenda anual de este país aunque, a veces, cancelan la cita.

La temporada ciclónica de este año, que inició el 1 de junio y tiene previsto finalizar el 30 de noviembre, ha traído consigo 13 tormentas tropicales, cinco se han convertido en ciclones. El más reciente es Matthew, un huracán categoría 4 cuyo campo nuboso mantiene en alerta roja a 16 provincias del país, en amarilla a nuevey a siete en verde.

Fenómenos como este traen a la memoria las inclemencias del clima que han afectado República Dominicana, siendo el ciclón San Zenón el que más daño ha causado.

San Zenón tocó suelo dominicano el 3 de septiembre de 1930 y dejó más de 2,000 muertos y 15 mil heridos.  El ojo del huracán cruzó por el centro de Santo Domingo, alcanzando la categoría cinco, y sus vientos y aguaceros destruyeron la capital en casi 70%, de acuerdo a datos de historiadores.

En septiembre de 1966 llegó al país el huracán Inés, con categoría 5. Destruyó poblados en las provincias Barahona y Pedernales. Más de 100 personas murieron y 1,500 resultaron heridas. Alrededor de mil familias perdieron sus casas.

En agosto de 1979 el ojo del huracán David, con categoría cinco, atravesó el país entre las provincias  San Cristóbal y Baní. Más de tres mil personas perdieron la vida durante este huracán que dejó a miles de familias sin viviendas especialmente en las provincias San Cristóbal, Baní, Azua, Distrito Nacional, San Pedro de Macorís, Higüey, La Romana, El Seibo y Monte Plata.

Cuatro días después de David, llegó la tormenta Federico e hizo llover sobre mojado. Fueron seis días de lluvias que inundaron y arrasaron con gran parte de las plantaciones agrícolas, destruyendo lo que David había afectado. Se estima que unas 600 mil personas perdieron sus viviendas a causa del huracán y la tormenta.

El 22 de septiembre de 1998 el huracán Georges llegó al país con categoría 3 y cobró la vida de unas 235 personas y unas 296 mil tuvieron que ser llevadas a albergues.

De esa tormenta se mantiene en la memoria colectiva la actuación del entonces director de la Defensa Civil, Elpidio Báez, quien se mostró escéptico ante la entrada al país del huracán.

La noche antes de la entrada del huracán, Báez dijo en los medios que Georges se había desviado y que no representaba peligro para el país. Esta información errada, en conjunto con su creencia de que si habilitaban los albergues las personas no querrían salir una vez pasado el fenómeno, impidió que las familias se refugiaran.

El 28 de octubre de 2007, se formó la tormenta Noel, casi frente a las cosas de la isla, y durante casi una semana descargó gran cantidad de lluvia que produjeron decenas de muertos y miles de millones de pesos en pérdidas materiales.

El 11 de diciembre de ese mismo año vino la tormenta Olga que dejó 14 muertos, 34,480 damnificados,  6,896 casas dañadas y 76 poblados incomunicados. La tormenta se formó fuera de  la temporada de huracanes que finalizó el 30 de noviembre.

Confiemos en que Mathew no pase a formar parte de este compendio de fenómenos desastrosos que han afectado el país.

Por Yoranmi Santiago
/Listín Diario/.

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com