Medio Ambiente dice es prioridad nacional intervenir el río Haina


EN HAINA, 8 octubre, 2016: El río Haina ha ido perdiendo su línea original de cauce a causa de la sobresedimentación, lo que constituye una amenaza para la seguridad de las comunidades y las industrias asentadas en sus proximidades. La advertencia la hizo el viceministro de Suelos y Agua del Ministerio de Medio Ambiente, Jhoan Hernández, quien considera que lo más prudente es que el río sea sometido a un proceso de canalización en algunos tramos y readecuación de cauces en los puntos donde se está acercando a las poblaciones e instalaciones industriales. “No sabemos cuándo vamos a ser embestidos por un fenómeno natural. Es un eminente peligro. Es de prioridad nacional que se tome en consideración comenzar a intervenir los cauces del río”, dice.

El viceministro explica que la sobre sedimentación provocada por la erosión del suelo en la cuenca alta, hace que esa degradación se convierta en un material que está en continuo arrastre. Agrega que el río presenta imperfección de cauce, calaje y profundidad.

“En caso de emergencia se convierte en una gran amenaza para la seguridad cuando el cauce se acerca a las industrias y zona urbanas. Ante una crecida, el río constituye un peligro inminente”, advirtió. No obstante, sostuvo que en la medida en que se trabaje para mejorar las condiciones de la cuenca alta, específicamente, en el tema de la deforestación, las acciones se traducirán en soluciones.

Osiris de León opina

El geólogo Osiris de León opina que el tema de la canalización de los ríos en la República Dominicana es delicado. A su juicio, en el país las canalizaciones no se hacen con una correcta planificación hidráulica y ambiental previa. En palabras del experto, la canalización de los ríos en el país no se diseñan en función de datos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) y obedeciendo a los criterios del Ministerio de Medio Ambiente.“ Lo que se hace es darle un permiso a una empresa para extraer agregados del río. Esto más bien termina siendo una actividad grancera en el cauce de un río que una actividad de correcta canalización del río”, sostuvo.

Explica que este tipo de intervención implica levantar un perfil topográfico longitudinal y tener a mano los datos hidrométricos de sus diferentes secciones para conocer cuál es la sección de tránsito hidráulico del río en condiciones y de sequía y de crecida.

“En lo personal, estoy de acuerdo con que cuando un río está sobresedimentado, sea intervenido oficialmente para readecuar la sección transversal de río y darle capacidad de tránsito a la crecida máxima probable que se pueda generar”, expuso.

A seguidas destaca que toda intervención debe realizarse bajo los criterios ambientales, nunca respondiendo a un interés comercial. Sobre el particular, el viceministro de Suelos y Agua consideró que a raíz de los mecanismos utilizados en este tipo de intervención surgen malas interpretaciones acerca de que se trata de una actividad comercial.

“La ciudadanía entiende que sí, pero no se está haciendo una actividad comercial, lo que se está efectuando es un actividad que procure asegurar las poblaciones, los cultivos, las edificaciones e inversiones dentro del área de influencia del río”, apuntó.

Acerca del tipo de intervención que requiere el río, explica que se debe retirar los materiales de forma mecánica y, mediante estudios técnicos, crear una sección con la profundidad y ancho requeridos para que el río vuelva a su estado original.

De acuerdo con Domingo Rafael Brito, titular de la Dirección de Aguas y Cuencas Hidrográficas, intervenir el río Haina conllevaría una inversión millonaria. “Para darte una idea, 500 metros de un muro de gavión te puede salir fácilmente en más de 600 millones de pesos”.

En ese sentido, el viceministerio de Suelos y Agua propone efectuar un plan que a través de la colaboración de los actores locales y miembros de la comunidad, se establezca un fondo para ejecutar acciones de remediación y mitigación de daños en la cuenca alta.
“Ese material excedente que se produce debe tener un aprovechamiento posterior, en función de eso, hemos establecido que debe crearse una contribución que vaya a un fondo que nos permita a nosotros atacar el problema”, sostiene.

Consciente de que la figura debe incorporarse a través de reglamentaciones, una vez establecido el Fondo de Remediación Ambiental, afirma que empezarán a ejecutar planes en favor de la recuperación de la cuenca alta.

Asimismo, abogó por la aprobación de “La Ley de Agua”, la cual contempla regulaciones, establece competencia e identifica soluciones a los problemas de saneamientos. “Es una visión de país y prioridad nacional identificar situaciones y crear los mecanismos para poder promover soluciones”, concluye.

/El Caribe/.









Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com