Georges fue el último huracán que tocó la RD


EN SANTO DOMINGO, 4 octubre, 2016: Aunque la isla de Santo Domingo está ubicada en la ruta de los huracanes, desde hace 18 años ningún meteoro con fuerzas de vientos superiores a los 119 kilómetros por hora ha penetrado a su territorio.El último huracán fue Georges, de categoría tres de acuerdo con la escala internacional Saffir-Simpson (unos 200 kilómetros por horas), y tocó tierra dominicana en las primeras horas de la mañana del 22 de septiembre de 1998.

Penetró la isla por la región Este, con oleajes de más de 12 pies de altura, y provocó grandes daños a la infraestructura, la agricultura y dejando al menos unas mil personas muertas.

De 1930 a 1998, incluyendo Georges, 13 huracanes han impactado directamente en territorio dominicano con consecuencias fatales en la vida humana, la agricultura, la vivienda e infraestructuras de producción.

En 1930 el San Zenón, de categoría dos, arrasó con la ciudad de Santo Domingo, dejando sobre su paso más de 2,000 muertos, 15,000 heridos y casi todos los barrios y parajes destruidos. El mayor desastre humano pasó cuando la gente salió a las calles en medio del ojo del huracán pensando que el meteoro se había alejado.

El 16 de octubre de 1955 el huracán Hilda, de categoría tres, pasó por la zona noroeste del país y se desplazó con el ojo sobre la provincia de Pedernales, provocando pérdidas humanas y materiales.

Hilda fue un huracán de categoría dos que se desplazó sobre el país el 31 de agosto de 1958. A su paso por la península de Barahona produjo precipitaciones en el sur y suroeste de la nación.

Edith, de categoría uno, ingresó el 27 de septiembre de 1963 y se movió hacia el noroeste, pasando hacia el norte de la isla sobre Cabo Francés en el Atlántico.

Ese mismo año, el tres de octubre, el huracán Flora, de categoría cuatro, pasó sobre la península de Barahona dejando inundaciones en el sur, suroeste y numerosas muertes en esas regiones.

El 24 de agosto de 1964 el huracán Cleo, de categoría cinco, pasó sobre el sur de la península de Barahona, provocando inundaciones y muertes.

El 29 de septiembre de 1966 Inés, de categoría cinco, impactó de forma directa la península de Barahona, destruyendo el poblado de Oviedo viejo y provocando la muerte de centenares de personas.

Otro de los huracanes de categoría tres que afectó al país fue Beluah, el 11 de septiembre de 1967, produciendo fuertes precipitaciones en la ciudad de Santo Domingo, el oeste del país y la isla Beata.

En 1975 el huracán Eloísa, un fenómeno de categoría uno, afectó desde el 17 de septiembre la zona de Loma de Cabrera y causó fuertes precipitaciones en el sur de la isla.

Cuatro años después, en 1979, David, uno de los más intensos huracanes que hayan afectado el país penetró el territorio el 31 de agosto. Este meteoro de categoría cinco, causó más de 2,000 muertos, desbordamientos de ríos a nivel nacional y daños en la región Sur.

El huracán Emily penetró las costas sur el 22 de septiembre de 1987. Pasó por Nizao y la bahía de Neyba y salió por el el océano Atlántico, al norte de Haití.

Gilbert, de categoría cinco, pasó levemente al Sur de Barahona, el 11 de septiembre de 1988.

En 1996 el huracán Hortense se movió sobre la provincia La Altagracia y pasó el ojo sobre el Aeropuerto Internacional de Punta Cana.

De categoría tres, el fenómeno produce grandes precipitaciones en la zona oriental con crecidas de ríos, arroyos e inundaciones.

Desde entonces, solo tormentas tropicales

Después de Georges, otros meteoros atmosféricos han afectado el territorio dominicano, pero sin penetrar con fuerzas de huracanes. Son los casos de Jeanne, de categoría uno (vientos de 119 kilómetros por horas), que al penetrar el país el 16 de septiembre de 2004 perdió fuerza y pasó a ser tormenta tropical. Jeanne provocó crecidas de ríos y arroyos, así como grandes inundaciones en la llanura oriental, además de que destruyó varios puentes y aisló la zona turística de la región Este.

El huracán Dean fue el cuarto huracán de la temporada ciclónica del año 2007 y afectó el país el 18 de agosto de ese año. Este fenómeno de categoría 4, con vientos cercanos a los 250 kilómetros por horas, pasó por el extremo suroeste del país como una tormenta tropical. Dean causó daños de consideración en Punta Cana, en la provincia La Altagracia, y el malecón de Santo Domingo; destruyó decenas de viviendas y arrastró a las aguas del Caribe a un menor haitiano de 16 años. Las tormentas Noel y Olga, el 28 de octubre y el 11 del mes de diciembre de 2007, respectivamente, fueron los fenómenos que más afectaron al país. Noel alcanzó vientos sostenidos de casi 64 kilómetros por hora con una velocidad menor a los 97 kilómetros por hora. 73 personas murieron, 43 los desaparecidos, 64,096 personas afectadas.
 
/El Caribe/.
Rafael Alonso Rijo
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com