De octubre y su luna


No, déjese de cosas y haga algo: Despójese a como dé lugar de la camisa de fuerza de las noticias cotidianas sobre esto y aquello. Todavía queda algo de octubre y ahí está su luna, imponente por encima de dichos, de causas y tragedias. Haga algo urgente, es necesario: No busque lo que pasó ayer y desprecie un instante lo que pudo haber sido. Deje todo lo que esté haciendo y baje a contemplar, sea a las siete o a las diez de la noche, el rielar de la luna en el mar. Ande, no pierda tiempo en estos días de octubre. Mire al cielo como si no pasara el tiempo. Sépalo: Todavía existe octubre y en el Caribe es más grande el regalo que nos hace la luna.

POR RAMON COLOMBO.

21 OCTUBRE, 2016.-
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com