Delincuencia irrumpe en las escuelas públicas


EN SANTO DOMINGO, 19 septiembre, 2016: La violencia y los actos delincuenciales sucedidos en las escuelas públicas durante los últimos años han acaparado la atención de las autoridades debido al evidente descontrol existente en los planteles educativos.

La denuncia hecha por la profesora Altagracia Turbí durante una entrevista para Listín Diario, sobre estudiantes que consumen y venden drogas en las aulas, ejecutan violaciones sexuales y son líderes de pandillas y bandas criminales, ha traído como consecuencia que el ministro de Educación, Andrés Navarro, ordenara la creación de un Gabinete de Seguridad que tendría a su cargo la vigilancia en los centros escolares y sus alrededores. Ese gabinete estaría conformado por la Policía Escolar y el cuerpo de seguridad del Ministerio y sus dependencias.

Violencia y vandalismo

En febrero de 2013, un menor hirió a otro a cuchilladas tras salir de la escuela Fernando Valerio, del municipio Villa González. Asimismo, en Tamboril, presuntos alumnos quemaron una enramada en el liceo Braulio Paulino, mientras en la escuela Herminia Pérez, del sector Pekín, estudiantes lanzaron dos bombas lacrimógenas causando que los 700 alumnos salieran despavoridos. Los desconocidos aprovecharon la noche para darle fuego a un quiosco, levantado en la parte trasera del politécnico.

En abril de 2014, El vocero en aquel entonces de la Policía Nacional, coronel Jacobo Mateo Moquete, confirmó que eran estudiantes de la Escuela Perú, los adolescentes envueltos en una riña donde uno de 17 años mató a otro de 15 años de una puñalada en el estómago, hecho que consternó a las personas aledañas y que ocurrió fuera del plantel escolar. Moquete dijo que Agustín Figuereo Santana (Michael), murió mientras recibía atenciones médicas en el Hospital Luis E. Aybar.

Entre otros casos que impactaron a la población se recuerda la difusión de un video por las redes sociales en marzo de este año, donde se veía a dos menores enzarzados en una pelea y que, durante varios minutos, se propinaron golpes sin que ninguno de los adultos presentes, como una maestra y un agente de la policía escolar, interviniese para separarlos.

En ese mismo orden, en febrero pasado, actos sexuales realizados por estudiantes en plenas aulas escandalizaron a la sociedad después de que un video en Facebook mostrara a una joven practicándole sexo oral a otro alumno ante la mirada de sus compañeros que parecían disfrutar de la escena.

En la grabación de cinco segundos de duración, se ve que el uniforme que portan los estudiantes pertenecían a un centro de Santo Domingo Este.

Otro video difundido el mismo mes también causó revuelo en las redes donde se visualizaban a dos jovencitas besándose mientras eran grabadas por un estudiante que cuenta los segundos que duran en el acto.

En esa ocasión, los alumnos incurrían en la práctica de jugar “Reto y Verdad” en sus momentos de ocio escolar, y se inclinaban por realizar actos sexuales para luego subirlos a la Internet, con el objetivo de volverse populares dentro de la comunidad de las redes sociales.

A raiz de esos sucesos, la presidenta de la Unión de Instituciones Educativas Privadas (Udiep), se quejó del reglamento de Convivencia Estudiantil en Centros Públicos y Privados, porque no les permite sancionar a los alumnos que incurren en faltas dentro de los centros educativos.

Espaillat sugirió necesario reevaluar la medida instituida por el ministerio de Educación, porque permite que los estudiantes se desarrollen sin un régimen de consecuencias ante sus actos.


/Listín Diario/.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com