Matías Ramón Mella: Más allá del Trabucazo‏


Hoy  lunes 25 de febrero se cumple el 197 aniversario del natalicio del patricio Matías Ramón Mella, quien junto a Juan Pablo Duarte y Francisco del Rosario Sánchez forman la trilogía de padres de la Patria de la República Dominicana. Nació en 1816, en la ciudad de Santo Domingo; hijo de Don Antonio Mella y Álvarez y Francisca Castillo.

A través de la historia, a Mella se le conoce principalmente, por haber tenido la valentía de disparar su trabuco la noche del 27 de Febrero del 1844, en la Puerta de la Misericordia, partiendo desde allí hacia la Puerta del Conde, donde fue proclamada libre la República e izada la Bandera Dominicana. Ese evento culminó con los 22 años de ocupación haitiana.


Sin embargo, las hazañas de Mella por la independencia nacional fueron tan amplias que no bastarían miles de páginas para controlarlas. Sus habilidades como estratega militar contribuyeron de manera significativa en la libertad del país.

Mella participó en los primeros pasos a fin de restaurar el país después que fuera anexado a España en 1861, por el presidente Pedro Santana. Era hábil con el sable y la espada. En 1844, se integró como miembro de la Junta Gubernativa Provisional durante la Primera República.

Fue gobernador de Santiago y se convirtió en el jefe político y militar del Cibao, la región más importante de la nación en la época. Obtuvo el rango de general del Ejército Nacional.

Cuando Faustin Soulouque invade el país, se incorpora al Ejército, destacándose en la Batalla de Las Carreras. La obstinación de Santana por querer anexar la isla a España los enemistó para siempre, inclusive, el Presidente lo declaró enemigo de la patria y le puso precio a su cabeza.

Entre los cargos ocupados por Mella están: Comandante de Armas, Ministro de la Guerra, Gobernador de Santiago, Ministro Plenipotenciario y Enviado Extraordinario en Misión Especial frente al Gobierno español y en 1856 se le encomendó preparar un proyecto de ley para organizar el Ejército.

En 1838, dieciséis años después que toda la isla La Española estuviera bajo el dominio de Haití, Matías Ramón participó junto a otros patriotas dominicanos (Juan Pablo Duarte y Francisco del Rosario Sánchez), en el movimiento clandestino La Trinitaria, una sociedad secreta con el objetivo de derrocar el régimen del dictador haitiano Jean Pierre Boyer.

Duarte vio en Mella un discípulo de condiciones excepcionales y lo designó para sustituir a Juan Nepomuceno Ravelo, cuando éste fracasó en las gestiones que le encomendara, las cuales consistían en llegar a un acuerdo con los dirigentes haitianos cuando se organizara el movimiento La Reforma.

En enero de 1843, fue comisionado por Duarte para trasladarse a la villa haitiana de Los Cayos de San Luis, al sur de la isla, para hacer contactos con los revolucionarios reformistas, adversarios al presidente Boyer y logró una alianza estratégica con estos.

Esa acción trae como consecuencia que el 16 de enero de 1844 se firme el acta de separación, en la cual se proclama la necesidad de acabar con la opresión haitiana y se hace oficial la unión de liberales y conservadores. Durante la guerra independentista ocupó la región norte para impedir la penetración de los vecinos enemigos.

Mella y sus seguidores marcharon hasta Santo Domingo, donde tomaron la parte oriental de la isla, y declararon formalmente su independencia de Haití y la proclamación de la República Dominicana en febrero de 1844.

En la Guerra Restauradora, en agosto de 1863, a Mella se le confiaron importantes misiones. Viajó al sur, atravesando la Cordillera Central por Constanza, con el encargo de organizar las tropas que dirigió por Pedro Florentino.

Es elegido Ministro de la Guerra y elabora el Manual de Guerra de Guerrillas que dirige por medio de una circular, de fecha 26 de enero de 1864, y que recoge toda la experiencia del pueblo dominicano en esta forma singular de lucha.

Mientras rendía sus útiles servicios a la causa, Matías Ramón Mella exhaló el último aliento en extrema pobreza, el 4 de junio de 1864, en una casita improvisada al pie del fuerte San Luis, en Santiago de los Caballeros.

Murió con la singular distinción de ser dos veces prócer de la República. Pidió que lo enterraran envuelto en la Bandera Nacional y así fue. Por sus grandes hazañas, las cuales hicieron posible que hoy la República Dominicana sea libre, este lunes, en el 197 aniversario de su nacimiento, DominicanosHoy rinde homenaje a un grande: Matías Ramón Mella.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com