Últimos procesos electorales han agrietado al PRD‏


Las cinco elecciones celebradas desde 2004 a la fecha han sido traumáticas para el PRD, con la agudización de las diferencias de los grupos internos.Con la expulsión del expresidente Hipólito Mejía y de Andrés Bautista y la suspensión de los secretarios general y de organización por parte del tribunal disciplinario, tras obtener la validación del juicio por parte del Tribunal Superior Electoral, las contradicciones grupales surgidas en la última convención ordinaria y manifiestas a lo largo de la campaña de 2012, colocan al Partido Revolucionario Dominicano en el filo de su segunda división desde 2004.

Desde 2004 a la fecha, en el país se han celebrado cinco procesos electorales, tres de ellos presidenciales y dos congresuales y municipales, durante y tras los cuales el partido blanco ha tenido fuertes contradicciones que han agrietado su unidad, independientemente de que desde 2008 a 2012 ha superado en votos al Partido de la Liberación Dominicana, en el poder.


Las elecciones de 2004 posibilitaron el regreso del PLD al poder tras cuatro años fuera, mientras que las diferencias entre el reeleccionista Hipólito Mejía y el presidente del PRD, Hatuey De Camps (que llamó a votar hasta por el Diablo, y no por el presidente Mejía), culminaron con la salida de éste, que fundó el Partido Revolucionario Social Demócrata.

Los problemas intestinos del perredeísmo continuaron manifestándose a lo largo de 2005 y 2006, a pesar del evidente liderazgo de Mejía, alcanzando su punto de mayor ebullición con la alianza entre el PRD y el Partido Reformista Social Cristiano.

En la llamada Alianza Rosada la dirigencia del PRD, en aras de pactar con el PRSC “sacrificó aspiraciones legítimas de muchos de sus dirigentes, algunos de los cuales, disgustados, pasaron a apoyar al PLD.

Hipólito vs Miguel

A pesar de que en 2008 Miguel Vargas Maldonado ganó la candidatura presidencial del PRD con el apoyo de Hipólito Mejía y el Frente Agropecuario, pronto surgieron diferencias entre ambos que se evidenciaron con una tímida participación del expresidente en la campaña electoral, aunque éste nunca hizo pronunciamientos públicos que pudieran interpretarse como contrarios a la boleta del partido. Miguel perdió frente al reeleccionista Leonel Fernández.

Pero las diferencias entre Hipólito y Miguel se agudizaron durante las elecciones congresuales y municipales de 2010, en las cuales el oficialismo se quedó con todas las senadurías y la mayoría de diputados y alcaldes. Miguel acusó a Hipólito de boicotear las elecciones con el objetivo de desplazar su liderazgo, prolongando la crisis.


Mejía suspende a Miguel y éste lo expulsa del PRD


Luego de la convención de 2011 que escogió a Hipólito Mejía, Miguel Vargas  Maldonado denunció fraude y no se integró a la campaña, coincidiendo con los pronunciamietos del Gobierno y su candidato y distanciándose de la boleta del PRD. Durante y luego de las elecciones, Vargas Maldonado fue acusado públicamente de traicionar a su partido. Finalizado el proceso, la Comisión Política lo suspendió, pero el Tribunal Superior Electoral anuló la suspensión. Mismo tribunal autorizó el juicio disciplinario que expulsó a Mejía.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com