HUGO CHAVEZ: EN EL CARRIL DE LA CONSTITUCIONALIDAD Y EN EL CORAZON DEL MUNDO


Por: Lic. Jorge A. Abreu Eusebio

En la República Bolivariana de Venezuela está llegando la hora establecida por su constitución para que Hugo Chávez Frías asuma como nuevo Presidente reelecto por la voluntad soberana del Pueblo de esa hermana y querida nación, presentándose una situación única en su historia debido a la ausencia de Chávez a jurar como continuador de su mandato presidencial por causas de fuerza mayor; pero, prevista en su Carta Magna de manera clara y objetiva.

La oposición y los grupos que adversan la causa revolucionaria del Presidente Hugo Chávez, han orquestado una campaña con objetivos oscuros y maquiavélicos, pero con una estrategia bien definida. Estos han planteado de manera pública, entre otras opiniones: ‘‘que hay una peligrosa incertidumbre y que podrían ocurrir eventos desestabilizadores; Henrique Capriles, ha señalado que la Constitución establece que en caso de ausencia del presidente el día 10 de enero debe asumir el titular de la Asamblea Nacional (Cabello) y puntualizó que Maduro (actual vicepresidente constitucional) "no fue electo"; La Alianza Opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) envió una comunicación dirigida a José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) alertando del riesgo de "una grave violación al orden constitucional" en caso de que Cabello (titular de la Asamblea Nacional) no jure al cargo el próximo jueves’’


Vista estas disyuntivas; ‘‘La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, parlamento unicameral) autorizó al Presidente Hugo Chávez a tomarse "todo el tiempo que necesite" para atender su enfermedad en Cuba e instó a las instituciones a actuar según la Constitución ante la ausencia del gobernante para jurar un nuevo mandato este jueves. Presidente Chávez, esta honorable Asamblea le concede a usted todo el tiempo que necesite para atender su enfermedad y regrese a Venezuela cuando la causa sobrevenida haya desaparecido, estableció el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, al cerrar la plenaria en la que se discutió sobre la ausencia del mandatario, reelegido en los comicios de octubre pasado’’; Cabello leyó ante los diputados una carta enviada por el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, en la que anunciaba que Chávez no podrá estar este jueves, 10 de enero, en el acto de investidura de su nuevo mandato y que pidió asumir, de acuerdo con el artículo 231 de la Constitución, posteriormente ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)’’.

Veremos las premisas siguientes, tomando como base legal la Constitución Venezolana y qué establece al respecto: Artículo 187, Numeral 17: Corresponde a la Asamblea Nacional: Autorizar la salida del Presidente o Presidenta de la República del territorio nacional cuando su ausencia se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos.

Artículo 195. Durante el receso de la Asamblea funcionará la Comisión Delegada integrada por el Presidente o Presidenta, los Vicepresidentes o Vicepresidentas y los Presidentes o Presidentas de las Comisiones Permanentes. Artículo 196. Son atribuciones de la Comisión Delegada: Numeral 2. Autorizar al Presidente o Presidenta de la República para salir del territorio nacional.

Sección Quinta: De los Procedimientos. Artículo 219. El primer período de las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional comenzará, sin convocatoria previa, el cinco de enero de cada año o el día posterior más inmediato posible y durará hasta el quince de agosto.

Artículo 220. La Asamblea Nacional se reunirá en sesiones extraordinarias para tratar las materias expresadas en la convocatoria y las que les fueren conexas. También podrá considerar las que fueren declaradas de urgencia por la mayoría de sus integrantes.

Artículo 231. El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Artículo 233. Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: la muerte, su renuncia, la destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, la incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado éste por la Asamblea Nacional, así como la revocatoria popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreto dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal y directa dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva.

En los casos anteriores, el nuevo Presidente o Presidenta completará el período constitucional correspondiente.

Si la falta absoluta se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva asumirá la Presidencia de la República hasta completar el mismo.

Artículo 234. Las faltas temporales del Presidente o Presidenta de la República serán suplidas por el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva hasta por noventa días, prorrogables por decisión de la Asamblea Nacional por noventa días más.

Si una falta temporal se prolonga por más de noventa días consecutivos, la Asamblea Nacional decidirá por mayoría de sus integrantes si debe considerarse que hay falta absoluta.

Artículo 235. La ausencia del territorio nacional por parte del Presidente o Presidenta de la República requiere autorización de la Asamblea Nacional o de la Comisión Delegada, cuando se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos.

Se puede colegir de manera fáctica y concluyente que: La Asamblea Nacional Venezolana ha actuado conforme a sus atribuciones constitucionales, otorgándole a Hugo Chávez el permiso correspondiente; Que el Presidente Chávez ante la imposibilidad de jurar el 10 de enero, podrá hacerlo posteriormente ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que en vista de esta situación, de ausencia temporal de Chávez, asumirá como Presidente el Vicepresidente Nicolás Maduro por un período de noventa (90) días que pueden ser prorrogados por noventa (90) días más por decisión de la Asamblea Nacional.

La razón, la verdad y el apego a la Constitución Venezolana están presentes en todas sus acepciones y mandatos del lado de Hugo Chávez, sin violentar los cimientos de la democracia como quieren aparentar y vender falacias ante la opinión pública mundial sus opositores,  resentidos políticos y aquellos farones que se sirvieron con la cuchara grande, llenos de opulencia y malversación, mientras el pueblo languidecía y moría de hambre, de miseria, de enfermedades, carentes de todos los servicios básicos y que al asumir Hugo Chávez la situación se tornó en beneficio de las grandes mayorías y en aquellos que vivían en casas de cartón,   vislumbrándose en el horizonte de América Latina, El Caribe y el Mundo el renacer de la esperanza y la continuación del sueño de Simón Bolívar y todos aquellos que abrazaron esta justa y noble causa.
Con tecnología de Blogger.