RD tiene pocos médicos legistas y patólogos

Pese a las constantes muertes violentas, la República Dominicana solo cuenta con 26 médicos forenses, lo que equivale a uno por cada seis municipios, de acuerdo con el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Francisco Gerdo, director del Inacif, también reveló que la institución sólo cuenta con siete patólogos forenses.

A juicio del viceministro de Salud Pública, Sergio Sarita Valdez, deberían existir mínimo un patólogo y un médico forense en cada municipio cabecera de provincia.

Actualmente, de los dependientes del Inacif, esta cifra se reduce a siete patólogos, 26 médicos forenses y 60 médicos legistas distribuidos en todo el territorio nacional.

La médica forense Práxedes Apolinario considera que ese número debería incrementarse a dos por municipio.

La situación en que se manejan los cuerpos de los fallecidos en la República Dominicana es precaria. Las instituciones, los recursos humanos y los instrumentos de trabajo son deficientes para las necesidades del país.

Sarita Valdez, también director Nacional de Medicina Forense, considera que el problema de República Dominicana es que “los muertos no votan”.

El médico forense asegura que si los votos estuvieran en juego la situación fuera distinta.

Son decenas las historias de fallecidos dejados por horas en el lugar donde mueren o son asesinados, por la ausencia de un médico legista.

Un taxista narró que un conocido suyo murió durante la noche en su residencia. Al ver que no se levantaba para ir al trabajo, la esposa y los hijos se dieron cuenta de su fallecimiento cerca de las 8:00 de la mañana. “Llegaron (los forenses) a levantar el cuerpo a las 2:00 de la tarde. Había una sola guagua, no era ni una ambulancia, era un minibus, que para sorpresa de ellos (la familia de la víctima) transportaba a otro muerto, sobre el que pusieron el cuerpo”, describió el taxista.

Aunque la familia del fallecido estuvo exenta de pagos, recibió el servicio gracias a su relación con una legisladora que la auxilió en el caso.

Sarita Valdez insta al Estado Dominicano a invertir para dignificar la profesión y promover que nuevos médicos se motiven a estudiarla, pero dice que para ello debe evaluarse el sueldo de estos galenos, que ronda los 30 mil pesos al mes.

La patología forense, según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Colombia, es una rama de la Medicina que permite establecer la causa, manera y circunstancias de una muerte y certificar aquellas que requieran una investigación judicial.

Una autopsia, por lo regular, tarda tres horas en su realización, sin embargo, “muchas veces duran más por exceso de trabajo”, aceptó el viceministro Sarita Valdez.


Actos de corrupción
Desde la dictadura de Rafael L. Trujillo (1930-1961) se arrastran actos de corrupción en este sector.

En ese entonces, los médicos legistas eran obligados a emitir actas falsas, según el interés de las autoridades, razón que llevó a estos galenos a privarse de realizar autopsias para no poner en juego su integridad y ética profesional.

En la actualidad se siguen practicando acciones irregulares. Un ejemplo de ello, de acuerdo con Sarita Valdez, es el hecho de que los encargados de las morgues soliciten dinero a los familiares para entregarles los cuerpos de sus fallecidos.

Este es el caso de Juan de la Cruz Jiménez, quien no entiende por qué sus parientes tuvieron que pagar la suma de 1,500 pesos para acelerar la entrega del cuerpo de un familiar fallecido. Para Sarita Valdez es un andamiaje muy complejo compuesto por los policías, camilleros, encargados de morgue y médicos forenses, que resulta imposible para las autoridades desarmar.

El Instituto de Patología Forense recibe en promedio cinco cadáveres diarios, para una media de entre 140 y 150 al mes. Algunos cadáveres duran hasta nueve horas en el centro, debido a la falta de mesas de trabajo y personal que acelere el proceso de estudio y posterior entrega.

En el pasado, los médicos legistas eran nombrados por las autoridades sin tener vastos conocimientos en el proceso del levantamiento de cadáveres.
Con tecnología de Blogger.