BIOGRAFÍA DE CASANDRA DAMIRÓN

Soberana de la Canción Dominicana

Altagracia Casandra Damirón Santana nace el día 12 de marzo de 1919, en la ciudad de Barahona. Hija de Eliseo Amable Damirón (Chichí) y Alicia Santana (Malena) fue el quinto Vástago de la familia.

Casandra creció en un circular familiar romantizado por instrumentos musicales que fueron pincelando su talento, ya que su hogar era un selecto centro artístico donde sus hermanos improvisaban noches líricas-musicales. “Don Amable producía sonidos tiernos con el violín; Clemencia y Rafael al piano. Próspero con el contrabajo y Ligia vocalizaba. Casandra aprendió luego a tocar el piano y la guitarra. Sus otros hermanos eran Eliseo, Quisqueya y Lepoldo”.

Breve cronología artística

A la edad de 6 años (1925) la voz de Casandra ya se perfila melódica. Participa entonces en las veladas que se celebraban en la iglesia de su localidad, en la escuela y en el Teatro Unión. “La armonía del piano y el violín fecundizan espontáneamente su potencial talento.” Pedro René Contin Aybar, columnista de arte de Santo Domingo, observa a Casandra cantar, a instancias de la profesora Manuela Aybar, directora de la escuela. La crítica fue positiva.

En 1930, a la edad de 11 años, visita con más frecuencia el Teatro Unión . a esa edad debuta es una velada del centro de Cultura. También participa a esa edad en el equipo de volibol Casino del Sur. En 1933 su padre es nombrado en un cargo judicial en la capital, y todos los miembros de la familia se trasladan a residir a la calle José Reyes, frente a la iglesia Las Mercedes, en la zona colonial.

“La jovencita Casandra ingresa en el prestigioso Colegio Luisa Ozema Pellerano, cuyas autoridades la seleccionan para actuar en presentaciones artísticas en varios centros públicos.” Dos años después la familia retorna a Barahona.

En 1939, a la edad de 20 años, Casandra contrae nupcias con Andrés Moreta, con quien procrea, pese a ser un matrimonio efímero, a José Andrés (Papito) Moreta. Para esos días, su tío Rafael Damirón (Fello) visita Barahona y convence a los padres de Casandra para que aprueben un segundo viaje de su sobrina a la capital. “Las luces de la capital alumbran a una mujer de piel mulata, dispuesta a cantar, a triunfar...”

Un debut exitoso con Luis Rivera

Un día de 1940 Casandra se encuentra de visita en el Club Antillas (luego Club de la Juventud), centro social capitaleño contiguo al malecón, donde debutaba esa noche la orquesta Antillas, dirigida por el pianista y compositor Luis Rivera, nativo de Montecristi, quien en esos días había llegado de Cuba. “Casandra bromeada en una mesa junto al ingeniero Salvador Gautier González y al Lic. Wenceslao Troncoso, Presidente y Vicepresidente del Club.(...) Wenceslao se levanta de soslayo hacia donde está el maestro Rivera en el salón de baile. Cruzan la mesa y le presenta a la joven altiva y romántica. Y se hace portavoz del sentir de sus acompañantes: que hagan pareja en el canto”.

El maestro Rivera ofrece una respuesta negativa, y delega el acompañamiento en el pianista, quien hace vibrar la melodía de un conocido bolero. La galante barahonera interpreta en su estilo “Cuando Vuelvas”, de Agustín Lara. “...Yo me quedé sorprendido al oír como cantaba esta joven. La felicité y luego nos vimos”, revela Rivera. Y despejado dentro de su pensamiento surca una frase: “esta joven artista no me la pierdo y la voy a encaminar hasta que llegue a triunfar plenamente”.

Sobre este debut, en este Club rebosado de público, Casandra expresó: “como era natural, yo que era una novata, me encontraba realmente rudamente nerviosa, pues era la primera vez que actuaba en presencia de una cantidad de personas similar”.

El maestro Rivera narraba que , posteriormente en una visita que le hizo a Casandra, ésta le manifestó que el anhelo más grande de su vida era cantar en la CMQ, la planta de radio más grande de Cuba, para ese entonces. Acordaron realizar entrenamientos de aprendizaje.

Trabajabam todas las tardes en el Ateneo Dominicano, ubicado en la calle El Conde esquina Hostos (el edificio que aloja hoy a Casa Cuello). Luego, Casandra preparó su repertorio y participó con Rivera en un programa por la emisora HIG.

“Sus presentaciones se constituyeron en noticia. Así, el diario La Nación pública en su edición del 22 de febrero de 1945 una información bajo el título “En el programa la Hora Selecta se presentará también a Casandra Damirón, acompañada de Luis Rivera.”

Hacia el estrellato

Casandra continúa sus prácticas de su canto. Su tío Fello Damirón se percata de su progreso y prepara las condiciones para varias presentaciones musicales en La Voz del Yuna, en Bonao, estación radiofónica que se distinguía por la proyección de los valores artísticos y culturales, fundada por Petán Trujillo en agosto de 1942, trasladada años después a Santo Domingo, como La Voz Dominicana. Su lema era: “Al servicio del progreso y la cultura”.

El acompañamiento y animación de las presentaciones de la emisora estaban a cargo de la orquesta del maestro Julio Gutiérrez, quien viajó al extranjero en 1945 y recomendó a Rivera como sustituto, lo cual fue aceptado por Petán.

Luego de esto Casandra queda en Bonao, donde conoce a a Gabriel del Orbe, Lope Balaguer, Esther Borja, José Nicolás Casimiro, Evelio Quintero, Olga Chorens y otras tantas figuras ddel canto.

Viajes. CMQ. Matrimonio

“Cosita linda” y “Maldición Gitana”, melodiosas composiciones del músico panameño Avelino Muñoz, sirven de maarco para que Casandra se consagre como artista... su figura se dimensiona, y entonces suscribe, con la intervención de Rivera, un contrato en San Juan, Puerto Rico, lo que significa su primera y exitoss temporada fuera de su suelo.

La Soberana agotó presentaciones en programas de televisión ey en clubes nocturnos de La Habana, en compañía de luminarias de Cuba, especialmente Benny Moré, “El bárbaro del ritmo”, a la sazón, uno de los artistas mejor cotizados en Cuba y México. Las revistas Bohemía, Vanidades y Carteles se hicieron eco en sus páginas del triunfo de Casandra, quien regresa a Santo Domingo, un mes después, cargada de estatuillas y pergaminos de reconocimiento.

La noche del 4 de junio de 1948, contrae matrimonio con el maestro Luis Rivera. La pareja viaja a Venezuela, en cuyo país La Soberana agotaría un contrato de mes en Radio Caracas, contratada por el empresario Guillermo Arenas, esposo de la célebre cantante Morenita Rey, sobrina de Libertad Lamarque. El éxito alcanzado por Casandra motiva una prórroga de su contrato a fin de presentar espectáculos en Maracaibo.

Enfermedad letal

En 1979, con más de medio siglo de éxitos, Casandra dedica sis últimos años a formar jovencitas y jovencitos en el baile folklórico, zapateando y cantando las tradiciones de su pueblo. Ese año le trae una infausta noticia: el cáncer le afecta uno de los órganos de si anatomía. A pesar de su desgracia, ante los turbulentos acontecimientos que azotan entonces a la sociedad dominicana, exclama: “Lamento que por enfermedad yo no pueda coger la espada para luchar con los que tienen las cosass en las manos y no hacen nada”. Fue operada de un cáncer maligno. Recuperada, continuó trabajando en los barrios de de su natal Barahona. El 1 de diciembre de 1983, en el interior de Casa de Teatro en Barahona, el Teatro Popular Danzante y el pueblo barahonero le tributan un homenaje.

Deceso e inmortalidad

Casandra Damirón muere exactamente a los 64 años, 8 meses y 23 días. El doctor Noboa Fiallo llega a los cinco minutos, y la encuentra sentada en una mecedora. Efectivamente la presión está muy alta; no busca el nivel porque se apresura en ayudarla e levantarse y sujetándola, ella camina hasta el carro, en el cual introduce. Saca la mano derecha, para acotejarse, y emite un mensaje: “¡cuídenme a mis hijos!”.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com